He visto en vuestros ojos



He visto en vuestros ojos la noticia
que sangra de azul los calendarios,
pero ayer,
ayer miré en el mundo nuestros rostros
con el mismo color de las distancias
pasar y no pasar en un desfile
apenas ensayado en el silencio.

Rompamos cada puerta que se cierra,
cada torre sin luz, cada muralla
de hiedra venenosa, cada signo
de sal en el olvido, cada grano
de mostaza o azul, en el recuerdo.

Porque he visto periódicos sin alma,
revistas literarias que traspapelaron
el ciervo blanco de García Lorca
antes de su bautismo
y no han visto caer la lluvia
sobre un espejo.

Y siguen
narrándome noticias que no existen
con caras inventadas por viejos diccionarios
ya no los rostros blancos de poetas
que saben el valor de la utopía,
sino los despreciables
los porteros
que siguen
cantándome de ayeres del revés
con brincos de zamuro en cada línea
o suavidades inconscientes
de conejo.

¡Ah!
¡Que mueran los porteros de la historia!

Porque un poeta grande abraza la utopía
que construyó con versos y metáforas
y sólo he visto días repetirse
con extraño compás, con displicencia
premeditadamente abominable
por no decir al mundo
que ha muerto un sueño.



4 comentarios:

Aseret dijo...

Me gustó mucho este poema, enrico. Sobretodo estos versos:

¡Ah!
¡Que mueran los porteros de la historia!.

Qué dejen de contar mentiras o la historia a su manera.

Un besazo amigo.

asereT

Sandy Rafael dijo...

He tenido Espino, poeta, la fortuna de leer tu libro titulado INSOMNIA y corroboro lo que siempre he pensado, la autenticidad, la originalidad, la poesía hecha profusión y renovación. Son muchas las metáforas o giros que podría comentar, pero la expresión: "¡Que mueran los porteros de la historia!", me ha parecido genial, porque muchos creadores han padecido por culpa de ellos. ¡Éxito total! (Es un deseo genuino).

unapalabraescrita dijo...

Hermoso todo, espino.
Pero lo olvides el origen, tus sonetos.

Saludos.

Marielita

Sandy Rafael dijo...

El curso de introducción a la literatura de la UPEL-IMPM, extensión El Tigre, leyó la obra INSOMNIA, por recomendación de su profesor. Del grupo de 25 estudiantes, la mayor parte piensa que Espino es un poeta modernista; unos pocos lo consideran romántico. Otros observaron contenido político en su poesía; otros piensan que en su poesía hay soledad, evocación y nostalgia. Lo cierto es que, dado la época en que vivimos, Espino no es modernista ni romántico. Sin embargo, los estudiantes resaltaron el color azul de su poesía, que nos rememora a Rubén Darío.

 
;